EL TRIÁNGULO DEL BALANCE (CONSCIENCIA, CUERPO, MENTE) @soyalexdasilva noviembre 18, 2021
EL TRIÁNGULO DEL BALANCE (CONSCIENCIA, CUERPO, MENTE)

El balance perfecto… cuando estos tres elementos están alienados por consecuencia tú también lo estás. También quizás hayas escuchado, cuerpo, mente y espíritu o alma, yo le llamo consciencia pero la intención es la misma. 

Quisiera empezar por describirte lo que para mí significa cada uno de estos elementos:

Consciencia

A pesar de que los tres son importantes en conjunto y por separado, la consciencia es para mí el más elevado de los tres y lamentablemente el menos trabajo en la mayoría de los seres humanos. Llámese consciencia a ese poder, energía, sabiduría, ser, alma, presencia o antena que está mucho más allá del cuerpo y la mente y que se encuentra conectada directamente (y es parte de) con Dios, el universo, la energía universal o como gustes llamarlo. Somos consciencia, tenemos inherentemente un vínculo que hace que tengamos conexión con los planos mayores, acceso a información y poderes más allá de lo racional y de lo físico.

En la consciencia no hay ego, hay una profunda certeza y aceptación, en la consciencia no hay pensamiento, hay silencio y una sabiduría infinita. La consciencia es algo que trabajamos y exploramos a través de la meditación, caminatas en la naturaleza, contemplación, mantras, rezos y sobretodo a través de la pausa y del SILENCIO.

Cuerpo

El cuerpo es un milagro andante. Cuando escuchas hablar de la conexión con tu cuerpo quizás lo primero que se te venga a la cabeza es el ejercicio y la buena alimentación, y sí, también tiene que ver con eso, definitivamente tu cuerpo es tu templo y vale mucho la pena mantenerlo bien alimentado y acondicionado. Pero lo que quiero transmitirte va más allá de eso, tiene que ver con sentirlo.

Generalmente o por lo menos en nuestra cultura occidental, no nos enseñaron a sentir nuestro cuerpo, a sentir nuestras emociones, a procesarlas, a respirarlas, a oxigenarlo, a identificar una enfermedad inclusive antes de que se desarrolle, a utilizarlo como un vehículo para asentarnos en el presente. Nuestro cuerpo es un puente importantísimo en muchas culturas inclusive para conectar con energías y otros planos. A través de él podemos sentir y presentir, el nos habla, nos guía y nos avisa de tantas cosas… es más, no hay termómetro más exacto que nuestro cuerpo para saber cuando realmente queremos algo, cuando algo nos hace daño, cuando no debemos entrar a algún lugar, cuando una persona nos está robando nuestra energía, cuando algo no anda bien en nuestras vida. Me gusta ver al cuerpo como un ente aparte, autónomo e independiente, con una sabiduría mucho más elevada y sabia que cualquier cosa que puedas racionalizar (mente).

Para trabajarlo haz ejercicio físico, yoga, estiramientos, buena alimentación, ejercicios de relajación, sonreír, tacto, meditaciones guiadas y sobretodo respiración consciente.

Mente

A esta pobre le llueve de todo, algunos la aman otros hablan muy mal de ella. Sin embargo, la mente es una herramienta fundamental de creación con un potencial puro e inmenso, el tema es que este potencial es energía que puede ser utilizada para construir o para destruir, por ello debes enfocarla y trabajarla conscientemente en pro de sacarle el jugo a tu favor y el del bien común.

La mente te preserva, a veces proyectando escenarios irracionales o irreales como mecanismo de defensa, por lo tanto es importante revisar qué de tu sistema de creencias y memorias pasadas te está limitando. Es importante que conozcas tus patrones de pensamiento, de qué va tu ruido mental, tus expectativas, tus juicios, tu moral… todo eso forma parte de la dinámica que tienes contigo mism@.

Recuerda incluir en tu rutina actividades que nutran tu mente: Libros, podcasts, videos, reflexión, organización, meditación, sonidos relajantes, conexión con la naturaleza, una agenda, escribir y llevar un diario de lo que sientes, metas.

Muchas veces en nuestras vidas descuidamos alguno de estos tres elementos y pagamos un precio muy caro por ello. Cuando sientes que pierdes el balance, revisa cuál de ellos está descuidado y ponle nuevamente atención y práctica, recuerda que el balance de estas tres “medicinas” es fundamental para sentirte en equilibrio.

Write a comment
Your email address will not be published. Required fields are marked *