¿PARA QUÉ YOGA? @soyalexdasilva noviembre 18, 2021
¿PARA QUÉ YOGA?

¿Cuáles son sus beneficios para la mente y el cuerpo y cómo ayuda a controlar el estrés y la ansiedad?

El yoga también ha sido una de las prácticas que más me ha ayudado en diferentes momentos de mi vida, recuerdo muchos momentos de crisis de mi pasado, en el que el yoga fue prácticamente mi salvación, una herramienta fundamental para contrarrestar el ruido mental que estaba experimentando. Según expertos es una práctica invaluable contra el estrés y el manejo de emociones. El yoga combina posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación para mejorar la salud en general. Por lo que se sabe, el yoga se creó como una práctica espiritual hace miles de años… y de un tiempo para acá una gran cantidad de personas practica estos ejercicios con el fin de reducir el estrés. Además, cada vez se está haciendo más popular en distintas partes del mundo como ejercicio físico.

Gracias a la atención al presente, a la respiración y la meditación que se incluyen en la práctica de yoga, se mejora de forma significativa el estado de ánimo, además de que las personas alcanzan un estado mental de serenidad. Esto ayuda a reducir el estrés, los nervios, la ansiedad, entre otras emociones que presentamos todos en la vida cotidiana por diferentes circunstancias.

Beneficios de practicar yoga:

En cuanto a los beneficios físicos, el yoga mejora y aumenta la flexibilidad; al principio quizás las posturas te puedan parecer complicadas de realizar, pero con el tiempo la flexibilidad muscular irá permitiendo que las domines.

Otros beneficios importantes:

– Reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca

– Ayuda a relajarte

– Mejora la confianza en ti mism@

– Reduce el estrés

– Mejora tu coordinación

– Mejora tu concentración

– Ayuda a dormir mejor

– Ayuda a la digestión

– Baja los niveles de ansiedad

– Alivia el dolor

– Reduce la depresión 

Estilos de Yoga:

Si bien todos conservan una base básica relacionada con la práctica a través de diferentes posturas y su acompañamiento con la respiración, hay algunos estilos de yoga introducidos por gurúes o surgidos en la modernidad que se ajustan a diferentes necesidades, estos son algunos que encontré en internet y quiero compartirlos contigo para que te des una rápida noción:

Ashtanga

Ashtanga significa en sánscrito “ocho pasos” y tiene su origen en el hatha ya que incorpora varias de sus posturas pero consiste en un movimiento más activo y fluido con relación directa a la respiración y se lo considera mucho más rápido y exigente.

Hatha

El hatha es uno de los tipos de yoga más físicos e intenta despertar nuestra energía en el cuerpo. El propósito principal es aumentar nuestra flexibidad y fortaleza física junto con ejercicios de respiración que acompañan el movimiento.

Para lograr despertar nuestra energía corporal, se trabaja mucho con la respiración, cierres y aperturas de canales energéticos y posturas específicas de manos para que la energía pueda fluir de manera natural. Se considera al hatha yoga como la base del resto de las disciplinas dentro del yoga, caracterizada hoy como la práctica principal de posturas pausadas y profundas.

Iyengar

El Iyengar está focalizado primordialmente en la alineación de nuestro. Como recurso cuenta con 200 posturas y 14 ejercicios de respiración puntuales que incrementan con el nivel del practicante. El creador de este estilo fue el gurú B. K. S. Lyengar.

Kundalini

El Kundalini parte de la base de que nuestra energía más importante se encuentra en el principio de nuestra columna vertebral. Su forma de trabajo es a través de cantos, mantras en un ambiente de velas e inciensos. El objetivo principal es abrir y equilibrar todos nuestros chakras para poder sanar cuestiones físicas y emocionales que nos estén perturbando.

Nidra (mi favorito)

El Nidra trata de llevar al practicante a un estado de profunda meditación para relajarse físicamente y alcanzar un estado de descanso total para eliminar aquellos pensamientos negativos que nos pueden estar gobernando. Se trata de lograr en el alumno una paz interior absoluta mediante un silencio total y una relajación corporal extrema.

Yoga para niños

Los mismos beneficios generales asociados al yoga, surten efecto también en los niños. La práctica cada vez se vuelve más aconsejable para los padres ya que el trabajo sobre el estiramiento y la fortaleza de nuestros músculos practicada en el yoga, puede acompañar muy bien al crecimiento de los niños. Además, se cree que durante su desarrollo, los niños a distintas edades atraviesan varias crisis de ansiedad y, llevarlos a un estado de consciencia elevado sobre sí mismos y su cuerpo, puede proveerlos de herramientas en el futuro.

Distintos especialistas recomiendan que la práctica en niños comience a la temprana edad de entre 4 y 6 años, conjuntamente con el comienzo de la etapa escolar, cuándo el niño empieza a desarrollar habilidades físicas.

El yoga es un perfecto acompañamiento para el deporte que pueda realizar un niño. Médicos alrededor del mundo han desarrollado estudios dónde afirman que un mix ideal es el de yoga, natación y algún deporte recreativo social, como puede ser el fútbol, hockey, entre otros.

Write a comment
Your email address will not be published. Required fields are marked *